LA CERVEZA DE LOS ÍBEROS

En España se sabe del consumo de esta bebida por los restos encontrados de vasijas que han contenido cerveza en las excavaciones arquológicas del valle de Ambrona (Soria) y data de 4400 años, así como en Genó (en la provincia de Lérida) de 1100 adC.7 8 9 La cerveza siendo popular en los pueblos celtíberos, pasa por dejar de serlo durante el periodo de romanización del territorio, cediendo su protagonismo al vino.

La denominación primitiva de la cerveza en la península iberica era "caelia"

La historia de la cerveza en España comienza en los pueblos íberos considerada una bebida fermentada (elaborada con cereales) que era de consumo muy habitual. Su denominación primitiva era: 'caelia'. La posterior romanización de la península ibérica relega a un segundo plano la 'caelia' a favor de bebidas fermentadas procedentes de la uva, tal y como es el vino. Con el devenir de los siglos posteriores se olvida su consumo en la península, y prácticamente en el siglo XVII apenas hay referencias de su uso cotidiano. Su segunda fase de popularidad se remonta a mediados del siglo XIX cuando se comienza a industrializar en toda Europa y a comercializar como bebida popular, a pesar de ello se introduce compitiendo de inicio con otras bebidas más arraigadas en la sociedad española de la época como eran: el vino, o los licores (generalmente aguardientes anisados, como el de ojén). La facilidad para el cultivo de la vid en el clima mediterráneo, unido a la posibilidad de una mejor conservación a temperaturas del clima de la península, habían dejado como consecuencia que la producción de cerveza fuese algo anecdótico.

Anteriormente al siglo XIX existieron iniciativas cerveceras puntuales y aisladas en diferentes puntos de la geografía española. 

Pero no será hasta mediados del siglo XX cuando, las mejoras tecnológicas productivas en conjunción con otros fenómenos sociales (principalmente con la aparición del fenómeno del turismo), que se convierta en una bebida popular de uso frecuente, disponible en muchos establecimientos hosteleros españoles. La cerveza no debe ser considerada como una bebida monolítica de una única receta, sino que se trata de una variedad de procesos y diversidad de variantes sobre sus tres ingredientes principales: agua, cereal y lúpulo. Las sociedades con tradición cervecera muestran una amplia gama de procesos en la elaboración de la cerveza, así como una variedad de tipos de cervezas (Alemania posee más de quinientas variedades de cerveza).

A pesar de ello, la cerveza en España, por haber sido introducida en una época concreta tiende a ser mayoritariamente de tipo Pilsen. Introducida no desde la tradición de los hogares como en otros países cerveceros, sino directamente desde la de finales del siglo XIX, comienzos del XX. Se desarrolla en los entornos urbanos, siendo su popularidad inicial muy escasa en los medios rurales. Es precisamente esta evolución en la demanda de cerveza la que lleva a España a ser el noveno productor del mundo (octavo de bebidas destiladas y tercero de vino).


¿Quieres colaborar con nosotros?¿ te gustaría aportar recetas, información de interés cervecera, viajes o anunciar tus actividades cerveceras aquí?¿Quieres que aparezcan tus cervezas en nuestra página? Ponte en contacto con nosotros y daremos salida a tus aportaciones...

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.