CULTIVO DE LÚPULO EN CASA

EL LÚPULO

El lúpulo (Humulus lupus) es una planta trepadora de la familia de las cannabinaceae, del orden de las urticaceae. Puede alcanzar alturas de hasta 8 m. Tallos volubles anuales que se enroscan y trepan en cualquier soporte. Hojas verde oscuro palmato-divididas, provistas de 3 a 5 lóbulos dentados.  Flores de color verde con glándulas de lupulina amarillas debajo de los pétalos. Es una planta de hoja perenne y dióica. Lo cual significa que las flores masculinas y femeninas crecen sobre plantas diferentes. Necesita de un clima de frecuentes precipitaciones que permitan una alta producción y una buena aportación de elementos amargos, y también de sol que dote a la producción de elementos aromáticos.


Se trata de una planta de ciclo anual, en la que podemos diferenciar dos partes


El rizoma: parte subterránea, que tiene varios años de vida. 

Parte aérea: tallos, hojas y flores. Empieza a brotar en primavera y acaba su ciclo a finales de otoño principios de invierno, cuando la planta se seca.


El cultivo se puede realizar a partir de un rizoma o por esqueje. Diferenciando dos tipos de esqueje, el llamado esqueje de rizoma, y el esqueje de tallo. En general, el lúpulo es una planta que alcanza su plena producción a los 3 años. En el caso de cultivar a partir de rizoma, la evolución es más rápida que por esqueje.

 

Evolución y cuidado de un Rizoma

En los primeros estadios de enraizamiento deben tener mucha humedad y evitar el sol directo. Cuando el esqueje alcanza un palmo de altura, y ya se empieza a apreciar crecimiento, ya se puede transplantar (MACETA incluida, es compostable). Buscar un lugar soleado, y darle agua abundante. El crecimiento es mayor si tiene por donde trepar, coloca una cuerda para que suba, es preferible que no sea metálico, ya que este se calienta y reseca la planta, reduciendo la producción.


El primer año no se obtiene una planta de grandes dimensiones, llegando a unos 2-3 m de altura, aunque en algunos casos nos puede sorprender. Este primer año lo que importa es que el rizoma se está formando. Rara vez da fruto, o pequeños conos. En otoño, cuando la planta empieza a secarse conviene cortar el tallo, dejando unos 10 cm. En invierno que no hay planta aérea, este tallo seco nos servirá para indicarnos donde esta nuestra planta de lúpulo. En invierno, la planta sigue su crecimiento bajo tierra, el rizoma aumenta su tamaño sacando nuevas raíces.

En primavera siguiente empiezan a surgir brotes, esta vez con más fuerza. Este segundo año el crecimiento va a ser mucho mayor, obteniendo ya plantas de hasta 7 m de altura. Este año si que obtendremos fruto (conos de lúpulo). Para cosechar (Septiembre) se puede cortar directamente la planta, recordad dejar unos 10 cm de tallo. Los siguientes años van a ser productivos.

 

USO DE LA FLOR:

Como no podemos determinar su alfa ácido, su uso es exclusivamente en la 3ª y última cuota, de AROMA. Son maduras cuando presentan color verde e interior amarillento de la lupulina.


Normalmente, nos las comercia secas, pero eso puede tener dificultades, pues hay que prevenir la oxidación por la luz (al oxidarse, se vuelven marrón-ocres). Por ello, se puede emplear directamente, o guardar hasta su uso en un bote hermético en el congelador.

¿Quieres colaborar con nosotros?¿ te gustaría aportar recetas, información de interés cervecera, viajes o anunciar tus actividades cerveceras aquí?¿Quieres que aparezcan tus cervezas en nuestra página? Ponte en contacto con nosotros y daremos salida a tus aportaciones...

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.