MACERADO

Consiste en mezclar los cereales malteados con agua caliente (74ºC) para obtener una papilla caliente (65ºC). En esta etapa del proceso realizamos la conversión del almidón en maltosa (sacarificac

  • Preparar agua caliente a 74-78ºC en cantidad suficiente para preparar la papilla del macerador. Hemos de calcular mínimo 3L por cada Kg de cereal o maltas de la receta.
  • Añadir en el macerador el agua cualiente y el grano molturado de forma simultanea y removiendo con la cuchara. Hay que evitar la formación de grumos. La papilla ha de tener un aspecto fluido pero no ha de evidenciar exceso de agua (una vez preparada, al dejarla reposar en el macerador, el nivel de agua prácticamente no es superior al del grano sediementado) y su temperatura ha de ser 65ºC.

 

  • Después de 2h macerado, con el recipiente tapado para minimizar pérdidas de calor, la papilla se habrá vuelto dulce (sacarificación). Podemos comprobar la total conversión del almidón en azúcar mediante la prueba de tintura de yodo: una muestra de líquido de la papilla con unas gotas de yodo. a)Color negro en forma de partículas = existe almidón en el medio. b)Color yodo = conversión total.

La segunda parte de esta etapa se llama ASPERSIÓN: rociamos con agua caliente el bagazo (cereal agotado) extrayedo todo el azúcar transformado durante el macerado, en forma de mosto.

  • Calentar hasta 77ºC tantos litros de agua como litros de cerveza quera-mos elaborar. Usualmente se elaboran 20-23 litros. Añadir unos 2L de agua caliente en el macerador y recircular el mosto hasta que clarifique.
  • Recirculación: Abrir muy lentamente el grifo del macerador hasta conseguir un pequeño flujo. Recoger el mosto turbio en una jarra y devolverlo al macerador hasta que el mosto se vea claro y brillante. Aproximadamente se han de recircularizar 2-3 litros.

 

  • Sin cerrar el grifo del macerador, iniciar la aspersión del grano con el agua caliente (77ºC), recogiendo el mosto en un recipiente de capacidad suficiente o en el caldero. Debemos regar toda la superficie del macerado por igual, intentando mantener una aportación de agua caliente similar a la de mosto que se evacua, de manera que el nivel de agua dentro del macerador sea lo más constante posible.
  • La aspersión finaliza al obtener el volumen de mosto planificado para nuestra cerveza.
  • Realizar un primer control de densidad: remover el mosto obtenido para homogeneizarlo, enfriar 80 ml a una temperatura de 20ºC, y realizar la medida con el hidrómetro y la probeta.


Siguiente etapa: Cocción del mosto

 

¿Quieres colaborar con nosotros?¿ te gustaría aportar recetas, información de interés cervecera, viajes o anunciar tus actividades cerveceras aquí?¿Quieres que aparezcan tus cervezas en nuestra página? Ponte en contacto con nosotros y daremos salida a tus aportaciones...

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.